Buscar este blog

Cargando...

lunes, 10 de agosto de 2015

PACO, TAMBIÉN EN PRETEMPORADA


Las pretemporadas no son exclusivas de los jugadores; también lo son para los árbitros, para los periodistas, para los aficionados y, cómo no, para los entrenadores. Por ello aciertan o se equivocan los futbolistas, los jueces deportivos, los informadores también, los hinchas y, cómo no, los técnicos.
Que Las Palmas pierda un partido 2-0 en pretemporada no es un hecho casual ni inédito en su historia. Que ceda en dos ocasiones ante rivales conocidos y a los que habría dejado atrás en el estatus deportivo, también es uso corriente o nada extraordinario. Pero que de ahí salgan duras comparaciones de quien gobierna un grupo es moneda de poco uso y no alimenta la realidad de las cosas. Esa sólo se podrá constatar con la propia competición oficial.
A Paco Herrera le quedan unos cuantos telediarios para comenzar la Liga regular. Está en fase de puesta a punto también. Pero si elige para referirse a sus futbolistas comparándoles "un grupo de jubilados" o "viejos" será él mismo el que acabe en los informativos nacionales entre grandes titulares, porque esos no son calificativos idóneos para poner al equipo en la parrilla de salida de una temporada tan importante como la actual. Elegir las palabras adecuadas para cada ocasión es un don que ha de saber emplear un responsable de un colectivo tan amplio y sensible a todo lo que le llega del exterior.
Estamos convencidos de que él mismo, cuando aprecie lo que ha dicho en Almería, se percatará que habrá dado alas para la salida de contexto lo que pretendía. Y se percatará también de que a sus propios futbolistas, que han sido los últimos en ponerse en marcha en pretemporada por razones obvias, no les hará una pizca de gracia leer o escuchar este tipo de símiles después de todos estos días de sacrificio personal, concentraciones, dobles sesiones de trabajo, calor, viajes e incomodidades. Todos esos son decorados de una precampaña cuyos resultados sólo sirven para crear falsas esperanzas o generar calenturas de cabezas. La realidad de todo empieza el 22 de agosto. Ese día, todos a tope.
Apreciamos mucho el trabajo que viene realizando desde hace un año Paco Herrera, con sus días mejores -que son abundantes- y otros no tanto. Hoy, tras el 2-0 en Almería, sus expresiones se las pudo haber ahorrado y también con ellas cualquier malentendido. Porque si no los hay, se los fabricarán.
Sin embargo, hay que entender que Paco Herrera, como muchos de sus colegas de profesión, también está en pretemporada. Pues todo lo que habló en Almería, el máximo responsable es él.

sábado, 25 de julio de 2015

VARAS-RAÚL, RAÚL-VARAS


Desconocían Raúl Lizoain y Javi Varas cuando se saludaron el pasado mes de junio en la promoción de ascenso que iban a ser compañeros apenas un mes después. Cada uno entonces a lo suyo, peleando por los suyos. Hoy, ambos, tienen la misma idea y el mismo objetivo.

Varas ha llegado a Gran Canaria. Tiene pinta de hombre sereno, rodado, amable y las referencias que nos trasladan hablan de un grato profesional del deporte. En su primera intervención pública en Gran Canaria fue muy sincero cuando le preguntamos por su largo peregrinaje profesional hasta ser titular de un equipo de fútbol. Las palabras expresadas por Varas han de ser recibidas por su compañero Raúl y por todos los otros jóvenes futbolistas que usan guantes y que algún día quieren tener presencia en las alturas de la Primera División.

El sevillano confesó que llegó a tener dudas y que en algún momento pensó en abandonar el fútbol porque la oportunidad que buscaba no le llegaba. Pero ocurrió que a los 26 años hizo su debut en la élite y ahora sigue en ella.

No es fácil la posición de portero. Es un puesto único donde la responsabilidad es máxima porque, tras su ubicación en el campo, no quedan escudos defensivos. Es raro que un portero llegue al fútbol de élite con tablas. Es un deportista que está en constante proceso de maduración, que le lleva a aprender día a día de sus errores y a no consolarse con sus aciertos. Quizá cuando sus cualidades psicológicas son mayores es cuando tienen que abandonar la práctica del deporte, porque el físico se desgasta. Es un precepto que no conoce excepciones.
La escuela de porteros de la UD Las Palmas, que empieza en la cadena con Ernesto García, aplica su metodología de trabajo afinándose al concepto de resiliencia. Es decir, a partir de comprobar la capacidad humana para sobreponerse a situaciones límites o adversas; en materia deportiva y en relación al portero, estas se producen en cada partido o en cada jugada.

Esa resistencia moral es precisamente una de las virtudes de Raúl, un avanzado de esa misma cadena formativa, que le ha ayudado muchísimo para mantener una sonrisa. A nuestro juicio, cada vez que Raúl reaparece tras etapa de banquillo, es mejor portero en muchas de sus dimensiones. Ahora, el grancanario va a tener a su lado a un colega de profesión que tiene mucho que contarle. Ambos se necesitan y se tienen que ayudar porque habrá mucho que administrar esta temporada en esa posición que tanto debate ha suscitado en la UD Las Palmas a través de la historia. Creemos que Raúl va a verse reflejado en Varas y viceversa. Y, entre ambos, el hombre que decide ...

Lo advierte Varas, que ya pasó por la categoría: habrá trabajo y en abundancia.

lunes, 15 de junio de 2015

LA SEMANA DE DOÑA PRUDENCIA


A la misma hora que Pablo Machín se preguntaba por qué el fútbol había tenido un final tan macabro, dos veces, con el Girona FC, su colega Ranko Popovic explicaba lo siguiente: "Nadie nos hizo un favor. Les dije a los jugadores que no creía en milagros, que creía en ellos. Y lo han demostrado (...) Hemos tenido humildad. Nosotros nos comportamos como deportistas (el miércoles) mientras ellos estaban celebrándolo de esa forma".

Viene a subrayar el entrenador del Real Zaragoza lo que ha de tenerse en cuenta en una competición tan sorpresiva como es este play off de Segunda a Primera, donde se miden conjuntos separados por detalles, momentos de forma o una decisión arbitral. Santa Prudencia es hermana de la Humildad que abrazó el Zaragoza, volteando en Montilivi un 0-3 para convertirlo en un 1-4. No se preguntó a sí mismo Machín por qué reservó jugadores teóricos titulares para medirse luego al finalista que ya conocía (UD Las Palmas), ni el mensaje invisible que esa medida tenía en el seno de su plantilla, como tampoco entró a valorar la multitud de misivas emitidas en Girona sobre el esperado desenlace de la eliminatoria contra un escudo tan potente como es el del Real Zaragoza.

De imprudencias se pueden dar ejemplos uno tras otro en el deporte mundial. Hoy es gran triunfador de la temporada el mismísimo Pepe Mel, quien hasta que no cerró las matemáticas del ascenso del Betis no levantó el pie del acelerador. En sus primeros andares en los banquillos figura aquel "vamos, comemos, ganamos y volvemos" que dijo como entrenador del Tenerife antes de visitar al Lanzarote en partido de Copa ... Un golpe del que nunca se olvidó el excelente entrenador verdiblanco.

Las Palmas no puede tener otro motivo en sus alforjas que la pelea, el trabajo y el respeto a un gran Real Zaragoza con quien discutirá durante 180 minutos el ascenso a Primera División. No cuenta para nada saber que fueron dos las victorias canarias en los partidos con los maños, ni que en siete ocasiones los amarillos batieron aquella portería. Ningún mensaje de euforia ha de rescatarse; sí, en cambio, la ilusión, la unidad y las ganas de batalla. Las Palmas llega a este último play off con abundantes lecciones aprendidas y mucho dolor que sepultar. Sólo hay un camino y comienza por mirar a los ojos al adversario con la prudencia que su historial merece. Zaragoza afirma que nunca se rinde; esta UD Las Palmas del siglo XXI desconoce la palabra jamás.
Prudencia de todos porque, como vimos en 2014, todos juegan el play off.